APERTURA DE CRÉDITO

, , Comentarios desactivados en APERTURA DE CRÉDITO

La apertura de crédito se refiere al contrato mediante el cual una entidad de crédito se obliga a conceder en el futuro un crédito a favor de un cliente, fijando la modalidad, importe, intereses y plazos, sujeto a la condición de que el cliente devolverá el importe del crédito y sus respectivos intereses, claro está, o lo dejará sin efecto. 

Pedro José Rojas Chirinos, nos indica que el crédito y el acceso al mismo en condiciones aceptables en términos de coste, tiene lugar en función de los tipos de interés y el plazo de amortización de éste, tomando en cuenta que los mismos, suponen dos de las variables más importantes para las empresas y para las personas físicas.

Ahora bien, la verdadera importancia de la apertura de crédito radica, en que sin este una economía no podría desarrollarse y tendría problemas importantes, es por eso que el crédito debe fluir, y debe haber un balance equilibrado entre la oferta y demanda de crédito.

Justamente, la apertura o concesión de un crédito supone un desahogo para cualquier economía o país puesto que permite obtener financiación que se inyecta a través de los bancos principalmente, y habilita el desarrollo de inversiones en sectores productivos así como la creación de empleo, además de incentivar el consumo.

Los créditos facilitan en gran proporción la vida del ser humano en la sociedad, en la procura de sus bienes y por supuesto, en su respectivo movimiento financiero, puesto que la apertura de un crédito se presenta como una de las mejores herramientas para comenzar a manejar buen capital en función de la creación o inversión en algún proyecto que conceda buenos frutos tanto para el pago de la deuda del mismo crédito, como para el ingreso de un buen capital a la persona que decidió apostar por el mismo.     

Por otra parte, tenemos que dentro de la concepción de un crédito, resulta importante que los agentes financieros con exceso de oferta faciliten el acceso al mismo siempre y cuando exista una demanda solvente, por lo que, el exceso de oferta y la demanda solvente son las dos variables más importantes para que una entidad financiera preste dinero y fluya en la economía en forma de creación de nuevos negocios y puestos de trabajo estables.

Así que, la apertura de un crédito significa la apertura hacia una nueva posibilidad de crecimiento e inversión, esa que la mayoría de las personas necesitan para llevar a cabo sus ideas de negocios y a través de la cual encuentran la motivación necesaria para llevar a cabo ciertos planes de inversión financiera.

La apertura de un crédito significa un respiro, una posibilidad, una oportunidad hacia la procura de un negocio con potencial, hacia la obtención de algún bien mediante el pago de cómodas cuotas, en fin, la apertura de un crédito significa el pase hacia un gran movimiento financiero para la persona, en donde encontrará la manera de crear una buena base de capital que le proporcione grandes beneficios económicos con el tiempo y en función del trabajo realizado.